POSIBLEMENTE EL MEJOR DIRECTORIO LATINO »

domingo, 2 de marzo de 2008

DEJA TU EMPLEO

Voy a copiar enteramente un artículo de un blog. Sin permiso ni nada. Pero, eso si, recomendando encarecidamente que visiteis la fuente: PRESIÓN BLOGOSFÉRICA. Un blog con reflexiones sobre negocios, empresas, emprendedores, gestión de proyectos, Internet... Pero también un espacio plural en el que discutir sobre dichas ideas.

El artículo me ha gustado mucho, es útil y, además, es gracioso. Lo cual es una triple cualidad difícil de conseguir.

Ahí va.

**********************************

No soy el único que considera que todo el mundo debería dejar su empleo al menos una vez durante su carrera. Tengo compañeros que llevan desde que salieron de la escuela en la misma empresa (sí, si, aun hay empresas en las que uno puede prosperar durante diez o doce años, aunque a algunos nos resulte increible). No digo que esto sea malo en absoluto, pero vas creándote un microcosmos corporativo del que es muy dificil escapar. Y en muchos casos te vas especializando y acabas enterrado en una labor determinada, con nulas posibilidades de crecimiento o de revalorizar tu curricuculum. Algunos de estos amigos están realmente quemados, hartos de su trabajo, de su empresa, de la cultura corporativa, de sus jefes, de sus compañeros, de sus empleados… Pero están demasiado asustados como para salir al mundo exterior, un mundo del que solo tienen referencias por sus colegas y que no parece en absoluto halagüeño. Así que muchos de ellos buscan excusas, muros mentales, disonancias cognitivas, zonas de confort en las que atrincherarse:



  • Es que ahora mismo el mercado está muy mal. Vale. Y hace tres años lo mismo. Y dentro de tres seguimos igual. Esto es como tener un hijo: nunca te viene bien, así que si lo tienes realmente decidido es mucho mejor ponerse las pilas cuanto antes.


  • He mandado unos curriculums y estoy esperando a ver. Ya. De paso compra algunas primitivas o rézale un padrenuestro a San Cilindrín de la Buena Trazada. La verdad es que hasta que no estés fuera no te dedicarás al cien por cien a buscar un trabajo, y mientras estás dentro sigues esperando a que alguien te haga una oferta por más dinero del que cobras ahora, trabajando menos horas, con más beneficios…Desengáñate: si llevas mucho tiempo en el mercado, va a ser dificil que te mejoren mucho las condiciones. Es posible que cambiar de trabajo signifique impepinablemente perder algo de dinero. ¿En cuanto valoras la diferencia entre entrar ilusionado por las mañanas o entrar estresado y maldiciendo tu perra vida?

  • Es que si quieren que me vaya, me tienen que indemnizar, que llevo mucho tiempo en la empresa y eso es una pastizarra. Esta es de las mejores. Es una fábrica de despedidos interiores, ya que la empresa rara vez va a soltar la ansiada morterada, y tú no estás tan determinado como para negociar con tu empresa o forzar una salida (si no, ya lo habrías hecho). Quieres que te echen, pero sigues haciendo lo mínimo imprescindible para que no te busquen un despido procedente. Pues la verdad es que, si me tiras de la lengua, no solo eres bastante cobarde: eres un poco chorizo. La empresa sigue pagándote un cien por cien del salario, pero tu rindes un veinte por ciento. Te justificas en que la empresa te trata muy mal, pero ¿cómo estás tratando tú a la empresa?

  • Ya, tío, pero es que al final en todas partes es lo mismo. Ah, bueno. Que en realidad te estás quejando por deporte. Pues nada tío: hazte del Atleti. ;-)



Es mi opinión. No creo que pueda estar pagado trabajar en un sitio que no te gusta. No creo que haya razones para pasar una parte importantísima de tu vida en un ecosistema viciado y degenerado. Creo que siempre hay opciones, pero muchas veces nos aburguesamos, nos acomodamos y nos encontramos en una jaula de oro que nos impide alcanzar todo nuestro potencial.


Creo que al final todo es cuestión de proactividad. De tomar las riendas. De ser tú el que decide en tu vida. De ser consciente de que estás donde estás como fruto de las decisiones que has tomado en el pasado, y dónde acabes en el futuro depende de las decisiones que tomes desde este momento.


Y recordad que la fortuna sonrie a los valientes.


*********************************************

Tras este artículo vienen las reflexiones de los lectores (pulsa aquí para ir al sitio original).

Lo cual nos lleva a una de las grandes claves para hacer un blog de éxito: conseguir implicar a los lectores. Hacer preguntas. Sondear opiniones. Animar a que la gente participe.

No lo olvideis.